Una historia ridícula, de Luis Landero: la mediocridad resentida

Portada de Una historia ridícula-Luis Landero

Se dice que la distancia entre el amor y el odio es muy corta. O esa es al menos la premisa de la que parte Una historia ridícula, la última obra del autor extremeño Luis Landero, que ha sido publicada por la editorial Tusquets.

Un amor cómico en la última novela de Landero

Nos guste o no, elamor sigue siendo el motor que permite crear historias en cualquier tipo de escenario que se presente. Da igual si se trata del amor caballeresco de la Edad Media, de relatos sobre los amantes desafortunados, como el clásico Romeo y Julieta, o de esta novela, narrada en primera persona por un protagonista resentido con la vida: Marcial Pérez.

Una historia ridícula es una obra llena de humor y también de ironía, escrita por uno de los mejores novelistas del panorama español contemporáneo; retrata en primera persona la historia de Marcial Pérez, un hombre exigente, orgulloso y con unos grandes valores acerca de lo que significa el honor. Sin embargo, no deja de ser un individuo mediocre, antisocial y desconfiado que ha de convivir con sus bajas emociones, como el rencor, el resentimiento, y con un carácter que le marca desde su infancia.

Un día conoce a Pepita, una mujer que le cautiva y con la que cree haber descubierto el amor verdadero.Ella reúne todo con lo que había soñado: fémina refinada, alta posición, buen gusto y amplio círculo de relaciones sociales.

Marcial es el encargado de una empresa cárnica en Madrid. Nada que ver con Pepita, que estudia arte y pertenece a una familia muy acomodada. Sin embargo, esto a nuestro hombre no le importa mucho, que si de algo presume es de una autoestima alta, un disfraz que en realidad oculta todas sus carencias.

El personaje principal de la novela, que reside en Madrid y está muy resentido con la vida, descubre por primera vez el amor. Lo suyo no es solo una atracción, ya que se trata de una profundo enamoramiento. De hecho, no dudará en desplegar todos sus encantos para conquistar a Pepita y apartar a cualquier pretendiente que se cruce en su camino.

El autor ha sabido acercar al lector el amor desde el humor. Para ello, ha utilizado un personaje un tanto extravagante y que actúa de forma ridícula. Esto da lugar a que se creen situaciones y momentos muy divertidos, que van a entretener mucho a quien tenga este ejemplar entre las manos.

Obviamente, Marcial es un personaje temerario, que se tiene en alta estima, por lo que cree que es posible conquistar a su amada. No duda en buscar todas las artimañas habidas y por haber para conseguir su objetivo. Por lo tanto, le da igual el precio que tenga que pagar y hacer lo que sea para conseguirlo.

La novela se sustenta en un personaje cuya forma de ver la realidad y la vida, posiblemente, dista mucho de cómo la percibimos nosotros. Por esta razón, Marcial es un individuo pomposo, pero que encierra una ternura que rápidamente simpatiza con el lector. A pesar de que hay ciertos momentos que podríamos calificar de cómicos, estamos ante un amor imposible e imaginario que se sustenta dentro de una personalidad disfrazada e incapaz de asumir la renuncia.

El perfecto manejo oral de Landero es otra de las grandes virtudes de esta obra, en la que difícilmente nos podemos perder. Su riqueza y manejo de la pluma permiten construir un personaje memorable. Esto es algo que sin duda sabe hacer muy bien el autor desde que lanzó Juegos de la edad tardía, su primera novela.

La escritura fluida, con un aire cervantino, acompaña a cada uno de sus párrafos, por lo que se puede apreciar un léxico elegante y una expresión ordenada, que atribuye a su protagonista, quien, como el Gregorio Olías de Juegos de la edad tardía, intenta mantener una impostura provocada por su propia mediocridad.

Sin duda, Una historia ridícula es una interesante novela que merece la pena leer.

Una historia ridícula. Luis Landero. Tusquets.

Rate this post

Acerca de Jaime Molina

Licenciado en Informática por la Universidad de Granada. Autor de las novelas cortas El pianista acompañante (2009, premio Rei en Jaume) y El fantasma de John Wayne (2011, premio Castillo- Puche) y las novelas Lejos del cielo (2011, premio Blasco Ibáñez), Una casa respetable (2013, premio Juan Valera), La Fundación 2.1 (2014), Días para morir en el paraíso (2016) y Camino sin señalizar (2022).

Check Also

Un lugar soleado para gente sombría, de Mariana Enríquez

Un lugar soleado para gente sombría, de Mariana Enríquez: el terror de lo cotidiano.

Los doce relatos de Un lugar soleado para gente sombría funcionan como un mecanismo de relojería. Técnicamente, son perfectos, y ahondan en una temática poco común en los escritores contemporáneos: el terror.

Deja una respuesta