Paradiso, de José Lezama Lima: una charla con el ser y la conciencia

Paradiso es el relato de la vida un niño asmático, José Cemí. Aunque, en realidad, Paradiso es mucho más que eso: es la obra cumbre de José Lezama Lima, una de las cumbres narrativas de la literatura cubana, de la literatura en lengua española e incluso de la literatura universal.

En Paradiso, la niñez y evolución del joven son narradas con un estilo que rebasa lo puramente novelesco, ya que la poesía y el ensayo se entremezclan hasta el punto de apoderarse del relato vital del protagonista. En cualquier caso, la detallada descripción del mundo que este vive sirve para aportar una percepción, casi tan especial como personal, de la vida intelectual y cultural de la Cuba de mediados del siglo XX.

Realidad, mito y fantasía conviven en esta obra compleja, inconmensurable, barroca, hermética, atadas delicadamente a la impresionante erudición de la pluma de su autor, quien es capaz de construir un entramado perfecto bajo el dominio absoluto de la lengua de Cervantes. Una obra única y alabada unánimemente como una de las mejores novelas en lengua española de todos los tiempos.

La trama argumental de Paradiso

José Cemí es un pequeño que ha sido mimado por todas las mujeres que lo rodean, aunque no se pueda decir lo mismo de la parte masculina de su entorno. El niño crece en un campamento militar junto a su padre, un coronel de artillería, y el resto de su familia. Pese a los vastos cuidados en los que se ve envuelto, sus ataques asmáticos, además de otras enfermedades, le provocan pesadillas que lo llevan al aislamiento. Tantas horas en soledad no hacen más que acercar al pequeño a la lectura y a los pensamientos filosóficos más profundos. Y así es como se va cimentando, paso por paso, el acercamiento a la poesía y a la vocación artística del niño. Pero eso tendrá lugar más tarde, a medida que José Cemí va sumando años de vida y experiencia.

Durante su desarrollo, a pesar de que los acontecimientos del protagonista pudieran parecer banales (sus viajes, las vacaciones, la llegada a la universidad), estos también nos muestran lo que nos hace humanos. Las relaciones con su familia, sus amigos y hasta el descubrimiento del sexo en su adolescencia son capaces de conectarnos con la raíz más profunda de nosotros mismos. La vida de José Cemí, más allá de una mera sucesión de momentos, se transforma en una auténtica travesía espiritual.

No obstante, las historias de su vida no siguen un camino lineal, puesto que son muchos los pequeños elementos que se entremezclan y se influyen mutuamente hasta conformar el todo. Estos relatos son palabras que no simplemente se leen: el lector las puede ver, escuchar, oler y probar. Se trata, en definitiva, de una obra que nos arrastra a través de las sensaciones y que desemboca en una verdadera novela de aprendizaje.

Aspectos estilísticos de la obra

Paradiso no se puede comparar con ninguna otra obra de su tiempo. Sus líneas están repletas de metáforas y oxímoros que se disparan como fuegos artificiales, generando un clima denso pero sensitivo. A ello contribuye el uso de frases largas que carecen de una puntuación convencional. El lector llega a sentir que se queda sin aliento, precisamente como su protagonista, que padece asma.

Las reglas narrativas son violadas en ocasiones, dando paso a frecuentes cambios de perspectivas que irrumpen en el desarrollo de los acontecimientos hasta el punto de generar una cierta confusión.

Es probable que para los más jóvenes lectores (y los no tan jóvenes) esta obra maestra sea de difícil lectura. No cabe duda que José Lezama Lima rompe lo ya establecido con un excelso manejo de la narrativa y el lenguaje que incluso a los eruditos dejó asombrados. En palabras de Julio Cortázar, una obra así no se lee, se la consulta.

Esta novela nos arrastra por las olas de una turbulenta marea entre las acciones y reflexiones del protagonista. Una transformación desde lo más profundo y humano, una charla con el ser y la conciencia.

Paradiso. José Lezama Lima. Cátedra.

Rate this post

Acerca de Jaime Molina

Licenciado en Informática por la Universidad de Granada. Autor de las novelas cortas El pianista acompañante (2009, premio Rei en Jaume) y El fantasma de John Wayne (2011, premio Castillo- Puche) y las novelas Lejos del cielo (2011, premio Blasco Ibáñez), Una casa respetable (2013, premio Juan Valera), La Fundación 2.1 (2014) y Días para morir en el paraíso (2016).

Check Also

Balcones de Madrid durante la pandemia

Volver a dónde, de Antonio Muñoz Molina: de nostalgia, melancolía e incertidumbre.

Volver a dónde, el nuevo libro de Antonio Muñoz Molina, presenta una mirada lúcida, certera …

Deja una respuesta