Vida y época de Michael K, de J.M. Coetzee: un hombre en busca de su libertad.

Portaza de Vida y época de Michael K, de J. M. Coetzee

Sin duda alguna, la libertad es el tema central de Vida y época de Michael K, una de las obras más aplaudidas del escritor sudafricano y Premio Nobel de Literatura J.M. Coetzee, que fue galardonada con el Booker Prize y el Prix Étranger Femina.

Coetzee y Kafka.

El título de esta novela es un guiño evidente a los personajes principales de las novelas El castillo y El proceso, ambas de Franz Kafka, aunque no comparto la opinión de que Vida y época de Michael K pueda considerarse una novela kafkiana. De hecho, yo diría que el estilo de la narración es Coetzee en estado puro.

Es cierto que la atmósfera de la novela puede resultar por momentos opresiva, pero también hay que contextualizar la situación en la que se encuentran los personajes: inmersos en plena guerra civil en una Sudáfrica marcada por el Apartheid.

En ese contexto, Michael K lucha por encontrar un lugar en el que poder vivir en paz sin que nadie le moleste. A esto se reducen sus expectativas de vida, sin mayor ambición que la de tener un pedazo de tierra en el que poder sembrar calabazas. Las interferencias del mundo exterior, ya provengan de una sola persona o de todo un ejército, le perturban.

En cierto modo, Vida y época de Michael K es la narración de un hombre que mira con extrañeza al prójimo, que se conforma con muy poco pero cuyo sino parece ser el de que todos aquellos con los que se va cruzando en su vida se obstinen en reconducir su vida, negándole la elección de su propia libertad.

El primer viaje de Michael K.

Vida y época de Michael K narra la historia de un hombre que está acostumbrado a vivir en soledad. El labio leporino con el que nació marca su destino, pues su madre, tratando de protegerlo, lo manda desde pequeño a un colegio especial en el que hay otros niños y niñas con algún tipo de tara.

Así, Michael K crece sin amigos, y está acostumbrado a rehuir a las personas, porque tienden a burlarse de su deformidad y a tratarlo como a un bicho raro. Ya adulto, trabaja como jardinero, un oficio que le permite vivir sin necesidad de relacionarse con nadie salvo con sus plantas.

La novela comienza narrando el viaje que Michael K realiza con su madre enferma desde Ciudad del Cabo hasta el pueblo natal de su madre, con la intención de escapar de la guerra. La madre es incapaz de resistir y, durante el trayecto, Michael K tiene que llevarla a un hospital donde muere.

Acarreando las cenizas de su madre como una reliquia, Michael K decide completar el viaje que había iniciado hasta la casa en la que su madre creció para cultivar un huerto en el que soltará sus cenizas como póstumo homenaje.

El intento por normalizar a Michael K.

Poco le dura a Michael K la alegría como ciudadano libre al margen de la guerra. Un grupo de militares encuentra a Michael K en  la casa y se lo llevan a un centro de trabajo. Allí se encuentra con un grupo de personas que se caracterizan por ser parte de la sociedad más marginal.

En el campo de trabajo este grupo de parias trabaja a cambio de su manutención, pero Michael K es un inadaptado que se niega a permanecer allí, incluso bajo la amenaza de que, si es visto tratando de escapar de ese centro, será ejecutado sin piedad.

Pese a ello, el protagonista de Vida y época de Michael K logra escapar y regresa de nuevo a la casa de infancia de su madre, donde tras un breve lapso de tiempo volverá a ser detenido nuevamente y llevado a un sanatorio en donde un médico le prestará especial atención a su caso.

Este médico jugará un papel importante en la obra y, de hecho, la segunda parte del libro está narrada desde su punto de vista, a través de las anotaciones que va haciendo en su diario. Sin embargo, el intento de normalización de Michael K fracasa hasta el punto de que comienza a dejarse morir, negándose a comer.

La obstinación de Michael K por no querer formar parte de la civilización que le quieren imponer es el verdadero leitmotiv de Vida y época de Michael K. La libertad como única posibilidad de vida es lo único que mantiene al protagonista ligado a un mundo que no entiende ni comparte.

Estructura y estilo de Vida y época de Michael K

La estructura de Vida y época de Michael K consta de tan sólo tres capítulos; el primero y el tercero narrados en tercera persona centran el punto de vista en los hechos vividos por el protagonista; el segundo capítulo, sin embargo, esté narrado en primera persona desde el punto de vista del médico con el que se encuentra en la segunda de sus reclusiones.

El estilo narrativo, como es habitual en Coetzee, es sencillo, directo y a veces brutalmente objetivo. Apenas hay espacio para las descripciones, que Coetzee considera innecesarias, o para las reflexiones internas. Coetzee prefiere mantenerse al margen, como un narrador objetivo que se limita a contar lo que ve, sin tomar partido, o sin tomarlo de una forma que resulte evidente, pues la crítica que subyace en Vida y época de Michael K es más que palpable.

El segundo capítulo, narrado desde la visión del médico, nos muestra la historia de Michael K contada desde la extrañeza, desde la incomprensión de un hombre que, plenamente integrado en la civilización, desconoce los motivos de su paciente para actuar cómo actúa, aunque desde el primer momento le manifiesta una cierta simpatía, incluso empatía.

El tercer capítulo recupera la voz narradora original y sirve para colocar todas las piezas narrativas a la vista del lector. Un ejercicio sin duda interesantísimo que Coetzee escribe con la maestría propia de un escritor de su talla.

Conclusión.

Vida y época de Michael K es un libro extraordinario, con un tratamiento original bajo el que subyace la crítica acerada de lo que supone vivir el horror de una guerra. En cuanto a su personaje principal, Coetzee nos muestra a un hombre insignificante, con una inteligencia más bien limitada, pero con el que el lector empatiza desde el principio, pues se trata de un hombre sin maldad, tremendamente obstinado, con una claridad de ideas en cuanto a lo que desea conseguir que resulta apabullante.

Sin lugar a dudas, Vida y época de Michael K puede leerse como un canto a la libertad, una crítica al proceso civilizatorio y sus consecuencias; y una defensa del derecho a situarse al margen para vivir la propia vida como uno cree que debería hacerlo, sin hacer daño a nadie. Toda una lección que convierte a esta novela en un clásico de la literatura, un libro que, como todos los de su autor, merece la pena leer.

Vida y época de Michael K. J. M. Coetzee. Literatura Random House.

Rate this post

Acerca de Jaime Molina

Licenciado en Informática por la Universidad de Granada. Autor de las novelas cortas El pianista acompañante (2009, premio Rei en Jaume) y El fantasma de John Wayne (2011, premio Castillo- Puche) y las novelas Lejos del cielo (2011, premio Blasco Ibáñez), Una casa respetable (2013, premio Juan Valera), La Fundación 2.1 (2014) y Días para morir en el paraíso (2016).

Check Also

Camino sin señalizar. Jaime Molina. Reseña de Cicutadry

Camino sin señalizar, de Jaime Molina: las relaciones de poder

Nadie tiene derecho a que se le cumplan los deseos: Jaime Molina ha imaginado en …

Deja una respuesta