Poetas de Perú: Magda Portal.

Magda Portal (1900-1989). Perú.

Magda Portal fue una escritora, política y feminista peruana. Formó parte de la vanguardia literaria de Hispanoamérica y está considerada una de las poetas más importantes del siglo XX, y posiblemente la voz poética femenina más original admirada en su país, llegando a ser calificada por sus coetáneos como la «primera poetisa» del Perú.

Breve reseña biográfica de Magda Portal.

Magda Portal, fue una poeta, narradora, activista social y miembro fundadora del APRA. En este partido militó durante veinte años (1928-1948), pero renunció al no estar de acuerdo con su cambio de orientación ideológica.

Fue la primera poeta mujer de la corriente vanguardista, no solo del Perú sino de toda Hispanoamérica. Destacó además por su activismo social, particularmente a favor de los derechos civiles de las mujeres. Fue la primera representante del feminismo militante en el Perú.

Con apenas 17 años, Magda Portal acudió a la Universidad Mayor de San Marcos como alumna libre. Allí trabó amistad con varios jóvenes intelectuales, algunos de los cuales llegarían a ser notables poetas y escritores, como César Vallejo, Alcides Spelucin y Antenor Orrego.

Su primera composición poética publicada apareció en 1920, en la revista Mundial. Por esa época nacieron sus inquietudes políticas y sociales.

En 1923 Magda Portal resultó ganadora del primer premio en los Juegos Florales de la Universidad Mayor de San Marcos con una serie de tres poemas titulados Nocturnos. Pero cuando los organizadores vieron que se trataba de una mujer, dieron el primer premio al que había quedado segundo y a ella le otorgaron un premio especial, algo que le pareció una absurda discriminación e hizo que no acudiera a la recepción del premio.

Magda Portal publicó su primer poemario en 1927, bajo el título de Una esperanza y el mar. Esta obra la consagró como la primera poeta mujer de la corriente vanguardista, no solo del Perú sino de toda Latinoamérica.

Su relación con la política hizo que fuese desterrada de Perú. Magda Portal se exilió a Cuba y más tarde a México. Se afilió al partido APRA en 1928, y durante ese periodo abandonó la poesía para dedicarse de pleno a la política.

Magda Portal no pudo regresar del exilio a su país hasta 1930. Allí volvió a ser perseguida e incluso detenida y encarcelada. Al ser liberada, se exilió de nuevo, esta vez a Bolivia y luego a Chile. Allí publicó su segundo poemario: Costa sur (1945).

Participó activamente en los movimientos feministas llegando a ser elegida como secretaria de asuntos femeninos y directora del Movimiento Nacional para la Educación de las Mujeres. En 1946 organizó la primera Convención Nacional de mujeres apristas, de la que fue nombrada presidente.

Varios años después, ya apartada de la vida política, Magda Portal se consagró a su vocación literaria y ejerció durante doce años la representación del Fondo de Cultura Económica de México. En 1956, publicó su única novela: La trampa, testimonio de su paso por el aprismo. En 1965, publicó su tercer poemario: Constancia del ser.

Murió en 1989.

El poema de Magda Portal que comentaremos es el siguiente:

-11-

el gran ruido del mar estrellándose en las paredes de
[mi cráneo-
En cuyos frontales golpea la idea
De las más libre libertad
Para extender mis manos afiladas i firmes
A los muros cerrados de la muerte-

alegre capacidad de los sentidos
para desamarrarse de las costas de amor
i salir sobre los mares desconocidos
a los puertos sin nombre-

N O C H E
círculo de mis pensamientos
donde dan vueltas desesperadas las mariposas
neurasténicas-

ruidos indiferentes
para aunarse al estrépito con que golpean las
paredes de mi cráneo
todos los ruidos

A l e g r í a
la de mis dos pupilas

ventanas a una casa de locos
la de mis recuerdos de enantes
apiñados en las altas de mis sentidos
como pájaros sobre postes eléctricos

i mis brazos
afilados y firmes
tendidos hasta tocar las paredes de piedra
de la muerte

La poesía de Magda Portal ha sido objeto de atención por su contribución específica al período vanguardista. A continuación, presentamos el análisis de su poema «11».  

Análisis del Poema 11

La poeta ubica al lector en un escenario caracterizado por rasgos vanguardistas; tal es el caso de la tipografía que organiza el texto, la presencia de rasgos surrealistas y la metáfora de la máquina. Son aspectos que pretenden definir la modernidad poética y social.

La imagen del hablante se diluye en una superposición de imágenes donde se vinculan la voz lírica y la idea de una modernidad rápida y tangible, y que deja claramente la intención de un nuevo proceso creativo de la escritura poética.

Se crea una línea divisoria entre lo que se venía haciendo y lo que se hará a partir del nuevo estilo: se rompe con los cánones vigentes, se deja de lado la idea de la rima y la métrica para darle mayor valor al contenido y no se toman en cuenta las mayúsculas ni los signos de puntuación. Bajo este nuevo estilo, la realidad misma y cualquier tema pueden servir de inspiración para la poesía.

En los primeros cinco versos ya se plantea la perspectiva de un cambio (golpea la idea de la más libre libertad) ante una imagen perturbadora (el gran ruido del mar estrellándose en las paredes de mi cráneo). Esta imagen del pensamiento se asocia, precisamente, con una actitud crítica ante la escritura que se quiere dejar atrás para adentrarse en un nuevo proceso creativo.

El poema proyecta una nueva poética, la cual es el resultado de un proceso cognitivo, un proceso de pensamiento donde se ha tenido que debatir fuertemente con lo que existe para dar vida a lo que se pretende; es decir, a lo que hasta ahora no ha sido posible expresar a través de la poesía (para extender mis manos afiladas y firmes/a los muros cerrados de la muerte).

En los últimos versos, las imágenes poéticas representan el dominio de la racionalidad y el pensamiento, a partir de lo cual se abre la posibilidad, a través de los sentidos (vía del conocimiento), para la inspiración y la nueva escritura poética. El agua, implícita en la metáfora, representa las emociones y la intimidad del ser.

El mar, que representa ahora todas las posibilidades, sean estas hostiles o no, se presenta como la dimensión desconocida que promete al final una victoria, un puerto seguro donde llegar, sea que se escriba sobre el amor o sobre cualquier otro tema, como plantea la poesía vanguardista.

La poesía de Magda Portal, según podemos entender a través de este poema, da cuenta de un proceso cognitivo que se entreteje con las metáforas y las imágenes surrealistas para dar paso a una nueva dimensión poética.

Rate this post

Acerca de Jaime Molina

Licenciado en Informática por la Universidad de Granada. Autor de las novelas cortas El pianista acompañante (2009, premio Rei en Jaume) y El fantasma de John Wayne (2011, premio Castillo- Puche) y las novelas Lejos del cielo (2011, premio Blasco Ibáñez), Una casa respetable (2013, premio Juan Valera), La Fundación 2.1 (2014) y Días para morir en el paraíso (2016).

Check Also

Nicolas Guillén

Poetas de Cuba: Nicolás Guillén.

Nicolás Guillén (1902-1989). Cuba Breve reseña biográfica de Nicolás Guillén La obra de Nicolás Guillén …

Deja una respuesta