Canon de la narrativa universal del siglo XX

En nadar-dos-pájaros. Flann O’Brien: Un festín para los sentidos

Hay novelas que parecen haber sido escritas exclusivamente para paladares exquisitos. Cuando el buen y arriesgado lector se enfrenta a una novela con un título como En nadar-dos-pájaros (1939) sabe que abre una puerta que solo puede depararle sorpresas; en este caso, gratas sorpresas. Su título en inglés «At swim-two-birds«, significa lo mismo que en español: absolutamente nada. Es la …

Leer Más »

El sueño eterno. Raymond Chandler: La falsa inmoralidad

En literatura, algunas obras maestras llegan a la universalidad a través de la puerta de atrás. La literatura de género tiene muchos más seguidores que aceptación crítica, pero no por ello podemos obviar las cualidades de una novela cuando ésta aporta un aire renovador a lo anteriormente escrito. Sin duda, Raymond Chandler (1888-1959) no era un gran estilista, ni siquiera …

Leer Más »

Adiós a Berlín. Christopher Isherwood: La creación de una atmósfera

Cuando a Christopher Isherwood (1904-1986) lo acusaron de antimilitarismo durante la Segunda Guerra Mundial, contestó con estas luminosas palabras: «Si temo algo, temo la atmósfera de la guerra, el poder que esto da a todas las cosas; odio los periódicos, los políticos, los puritanos,… las solteronas despiadadas de mediana edad. Temo el modo que yo podría comportarme, si fuera expuesto …

Leer Más »

Noticia bomba. Evelyn Waugh: Un perfecto malentendido

Evelyn Waugh (1903-1966) fue un maestro de la ironía y de la crítica social inglesa. Pocos escritores como él han sido capaces de reflejar los defectos de esa sociedad con mayor mordacidad y, por supuesto, con un humor exquisito. La mayoría de sus libros llevan ese marchamo del humor, aunque más tarde fue otro tipo de novela el que lo …

Leer Más »

La náusea. Jean Paul Sartre: El ser y la nada

Las novelas de tesis no suelen tener buena fortuna en la literatura. Parece que la ficción necesita de una libertad que el pensamiento oprime, como si el mensaje estuviera reñido con la imaginación. En el siglo XX hay pocos ejemplos de novelas de tesis que sean obras maestras, pero sin duda La náusea (1938) está en un lugar destacado entre …

Leer Más »

Absalón, Absalón. William Faulkner: La corrosiva sangre familiar

El pasado puede ser como un tumor maligno cuya única curación sea la palabra. Así lo entiende la vieja Rosa Coldfield, que le habla al joven Quentin Compton en una novela de tintes bíblicos, casi apocalípticos, Absalón, Absalón (1936), y su voz resuena en la pequeña habitación como si fuera una iluminada la que está contando una historia truculenta que, sin …

Leer Más »

Vinieron como golondrinas. William Maxwell: El punto cardinal

En los grandes escritores no sólo cabe destacar esa faceta que parece ineludible, el talento. Hay otros, pocos, que unieron al talento un asombroso buen gusto por lo literario. William Maxwell (1908-2000) fue un gran escritor que unió a su innegable talento su oficio de gran editor: de su extraordinario olfato literario surgieron escritores como Vladimir Nabokov, John Updike, J. …

Leer Más »

La lechuza ciega. Sadeq Hedayat: La inquietante fascinación por la muerte

Sadeq Hedayat Los cuentos no son más que una vía de escape abierta para los pobres deseos que cada narrador ha forjado dentro de los estrechos límites de su mentalidad hereditaria y que no ha podido satisfacer. Así pensaba el escritor iraní Sadeq Hedayat (1903-1951) y así lo supo plasmar en una novela que se debe emparentar con una larga …

Leer Más »

Del tiempo y del río. Thomas Wolfe: Una pasión desmesurada

Fue Thomas Wolfe (1900-1938) un escritor desmesurado, autor de una obra corta, intensa y exuberante. Sus pocas novelas son asombrosas por la calidad de su estilo, por la rica adjetivación, por el intenso lirismo y la mirada desarraigada de este hombre del profundo Sur que supo dotar a su escritura de una carnalidad extrema, donde se une la prosa torrencial …

Leer Más »

Auto de fe. Elias Canetti: El principio de poder

Hay dos mundos que se encuentran enfrentados: el yo individual y el yo colectivo, el individuo frente a la masa. Elias Canetti (1905-1994) fue un gran pensador del siglo XX que estudió esta dicotomía no siempre incruenta en la que se ve inmerso el ser humano. Su obra magna, Masa y poder, empieza de la siguiente manera: «Nada teme más …

Leer Más »